jueves, 1 de agosto de 2013

ESPAÑA, 1 DE AGOSTO DE 2013

Tras una necesaria huida a la torre de marfil de los indignados y con un remozado blog para disfrute de los lectores, "Quisiera decir unas palabras sobre..." vuelve con más fuerzas que nunca en una fecha tan señalada: 1 de Agosto de 2013. ¿Estamos ante el Día "D" o ante la obra de teatro política más corrupta de la historia del estado español?.

Hoy, su "majestad" el presidente Mariano Rajoy, ha decidido, después de semanas de ausencia y cerrazón gallega, dar la cara ante las acusaciones del caso Bárcenas. Con el despotismo de la mayoría absoluta del partido del llamado "presidente de todos los españoles", su "ilustrísima" ha elegido comparecer a las 9 de la mañana del día del año con menor audiencia televisiva. 

¿Por qué?
Porque los españolitos de a pie que aún puede permitirse unas vacaciones en casa de algún familiar está haciendo las maletas en plena operación salida. Así de sencillo. Ha tenido quince días para comparecer, pero en su línea de "hago lo que me da la gana porque tengo mayoría absoluta", ha impuesto su ramalazo dictatorial (por no hablar de otro de corte erótico-festivo de gloriosas épocas pontevedresas) y ha aparecido, críptico y envarado, leyendo un discurso frío y alejado del sentido común, escrito, como siempre, por sus retorcidos negros. Su único resquicio a la humildad ha sido un cáustico "Me equivoqué" al estilo de la excusa esgrimida por el rey en sus cacerías por Bostwana. 

Señor Rajoy, no somos elefántidos ni paquidermos que estamos paciendo por las sabanas. Somos seres humanos que estamos perdiendo nuestros derechos por su culpa, que estamos aguantando que su clase política viva en el mundo de los privilegios del más rancio absolutismo mientras se nos pide que nos muramos antes, que a las mujeres les peguen palizas más fuertes para poder demostrar el abuso machista y que el aborto no tenga supuestos.

Todos los partidos políticos, gran parte de los medios de comunicación y según las estadísticas, un 75% de la población, tienen muy claro lo que ha pasado con el "ejemplar" Bárcenas, ahora repudiado y denostado por los adoradores de antaño: Cospedal, Arenas, Trillo, Fernández Cascos y como no, el más beneficiado Rajoy, con casi 300.000 euros que han ido a parar a su "butxaca". Dinero en "B", sobresueldos, pagos a cambio de favores, préstamos, comidas de lujo, financiación ilegal... ¿Estamos en una república bananera?.

En cualquier país civilizado, el gobierno en pleno hubiera dimitido, pero España vive de la rémora del miedo a rebelarse. ¡Qué malo fue el franquismo pero que terrible es el silencio!. Un silencio esperanzador para aquellos españoles nefandos que durante años fueron ricos y que callan a la espera de otro milagro en forma de nuevo elixir económico.

Señor Rajoy, hable de una vez. Diga la verdad. Rompa su silencio cómplice. No nos ahogue más. No diga que estamos saliendo de la crisis para evitar que salgamos a las calles. Váyase presidente o derroquemos este gobierno falso, manipulador, injusto y antisocial. 

Sin verdad no hay democracia. 

La última hora de la comparecencia sobre el Caso Bárcenas: CLICA AQUÍ

1 comentario:

  1. Una excelente publicación la que nos compartes, excelente trabajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...