jueves, 3 de septiembre de 2015

¿DIOS FUE ESPAÑOLISTA?

La razón absoluta sobre política nadie la tiene. Aquellos que erigen su voz partidista como altavoz de otros cientos de personas creyendo ser sus adalides, se equivocan. Una persona.. una creencia. No todas las creencias son iguales, no todos los españolistas son iguales, no todos los catalanistas son iguales. Detrás de cada uno de ellos hay una historia, un sentimiento, una inmersión, una cultura, pero señores, la objetividad se está perdiendo y todo el mundo quiere tener la razón,
Para iniciar un debate sobre qué y quién es España y sobre qué o quién es Cataluña hay que estar informado, exponer los argumentos y sobre todo, escuchar para poder rebatir cosa que políticos, contertulios y amigos no hacen. Pero aún más importante, antes de tirarse la caballería por encima, hay que entender la propuesta del contrincante y siempre con respeto y sin altivez, dejando de lado aquello de que la mejor defensa es un buen ataque...no volvamos ni a la Guerra Civil ni al 1714.
Los que dicen no ser entendidos en sus convicciones demuestran una enorme prepotencia porqué solamente los suyo es lo verdadero y lo de los demás es negativo e incluso peligroso. No todo es blanco ni negro, el gris tiene una cantidad ingente de tonalidades.
Si hablase de mi filiación política, de mi bagaje social, de mi indignación estaría, quizás poniéndome a la altura de ciertos comentaristas o personas que parecen poseer la verdad absoluta y que como deus ex machina se presentan ante la situación del llamado pulso soberanista como los nuevos Mesías. Pero para eso estamos aquí, para comentar e intentar no convertir esto en el Consultorio de Helena Francis.
Dicho esto, quisiera decir unas palabras sobre el desafío que existe entre esa España que el PP nos ha vendido en los últimos años como símbolo de patria y centralismo y esa Cataluña que CiU, ahora CDC, y adláteres, quieren llevar a la independencia. El problema de base es quién lleva a quién y voy a intentar explicarme, tal como estoy haciendo, en un idioma llamado "castellano" y no español. Un idioma universal, llevado a las Indias, con la conocida y codiciada intención imperialista y genocida por parte del Reino de Castilla y no por una España que no existió hasta el reinado de Carlos I. Y es que, según el artículo 3 de la Constitución que representa a todos los españoles: "El castellano es la lengua oficial del Estado". A un país que no tiene un idioma que etimológicamente lo represente y luego se les llene la boca hablando español, un idioma que parece no existir, envuelto en una bandera trágica en la Guerra Civil, dolorosa para los republicanos y comunistas de pro y un himno propuesto por Francisco Franco que enaltece los sentimientos patrios...pues creo que deja mucho que desear de esos defensores a ultranza de lo español en mayúsculas. Al menos Cataluña tiene el catalán llamado así desde la época de los condados, con una bandera querida por todos con una hermosa leyenda y un himno, al menos con letra, y de larga tradición cultural y sin crispaciones.
Mucha gente dirá, como esgrima cada tarde la Belén Esteban en "Sálvame", que no le interesa una mierda la historia porque no había nacido pero para aquellos que tengan dos dedos de frente hay que recordar que la historia es cíclica y estamos viviendo un nuevo ciclo.
No hay que hablar de los alzamientos de un pueblo catalán que históricamente ha intentado desvincularse de España porque uno ya está cansado de repetirse. Pero sí voy a mencionar a la periodista Julia Otero, gallega de nacimiento, catalana de adopción y bastante españolista en el mundo de la comunicación, recordó que en el período de los condados catalanes de los siglos XIV y XV existió una absoluta independencia de los mismos y que debido a la unión, interesada sí, con la Corona de Aragón y tras la boda de los Reyes Católicos, se inició el proceso de unificación de las llamadas "Españas", no España, por la evidentes diferencias culturales y lingüísticas que ya existían en aquella época: astures, vascuences, almohades, moros, andalusíes, catalanes, galegos, etc. ¿Sabéis que cuando Carlos I creó la actual España dudó en ubicar la capitalidad en Barcelona por el interés de su importante puerto y luego hablan de la "pela dels catalans"? ¿Sabéis que en las primeras cortes catalanas presididas por Carlos I exigió y se llevó un millón de libras de principios del siglo XVI para crear la capital en Madrid? Os recuerda esto algo de un 21% de aportación al Estado.
Y otra cosa que me pregunto yo...¿porqué todo el mundo habla de España cuando la constitución repite feacientemente Estado Español para dejar claras las diferencias que existen entre las comunidades? Si tiramos de hemeroteca veremos como Jose Luis Rodríguez Zapatero, en sus discursos, casi siempre hablada de estado pero a Mariano Rajoy se le llena la boca al pronunciar España. Pero no solamente a él, sino a Pablo Iglesias, Albert Rivera e incluso Alberto Garzón y curiosamente esos españolistas de izquierdas están cayendo en la trampa patriotera de Rajoy. Todo el mundo busca ser patriota dejando de lado la elegancia con que los padres de esa Constitución, que provenían de un bagaje franquista, supieron ser objetivos. La diferencia cultural de un país no se tapa con una bandera y no vale hacer trampa diciendo que la diferencia cultural catalana también existe porque eso es el famoso "y tu más" promovido por el PP.
Yo solo pido que cuando discuta un españolista y un catalanista lo haga desde el conocimiento y desde la más educada oratoria, Y todo aquello que no se sepa con seguridad que no se dé por verdadero, que levantar la voz no tapa la defensa ni las convicciones del otro, que cuando se argumente sobre todo, si se es de izquierdas, que los discursos no vengan motivados por la ceguera mediática y subliminal del PP o de CDC que son de derechas y lo más preocupante, jamás hagáis juicios de valor sobre la persona que está debatiendo porqué es casi seguro que Dios no existe y el que existió fue profeta en su tierra pero martirizado hasta la muerte. Abramos las orejas y entendamos las actitudes de los demás porque ni tú, ni tú, ni tú, vais a tener jamás la razón e iniciar una guerra... es de cobardes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...